¿Qué es el Láser Ginecológico?

El láser es utilizado como bisturí para cirugía ginecológica, ayudando a: Vaporizar (eliminar o desaparecer), cortar (a manera de bisturí), coagular (eliminar sangrado de los vasos).

 
Preparación:
No estar menstruando.
No estar utilizando medicamentos vía vaginal.
Previamente realizarse un chequeo ginecológico completo (colposcopia y Papanicolaou).
Previamente realizar una biopsia.
No haber tenido relaciones sexuales 3 días antes.
En algunos casos Pomada Embla
(1 hora antes de realizarse el estudio en paredes vaginales).
Beneficios:
Remueve Displasias, verrugas, condilomas, etc.
Precisión: Posibilidad de llegar a sitios inaccesibles por otros métodos.
Posibilidad de eliminar la totalidad del tejido enfermo en la profundidad y amplitud requerida.
Efecto mínimo en el tejido adyacente lo que favorece la cicatrización rápida.
Escasa tasa de complicaciones.
Bajo porcentaje de recidivas.
Sangrado minimo.
Puede salvar la vida del paciente si se detecta a tiempo.
Las secuelas son estéticas ya que no son visibles a la vista.
La operación no requiere de reposo absoluto para su recuperación.